Reciclar y reutilizar en tiempo de confinamiento es posible, el camino hacia la economía circular está en las manos de todos.

Los tiempos de crisis suelen ser buen terreno para intentar realizar cambios de hábitos. En cuarentena esto no escapa de la realidad, ya sea para adaptarnos a nuevas condiciones o para darle un giro radical a nuestra forma de vivir.

La pandemia de Covid-19 nos mantiene a todos en casa, por lo que la mirada en lo que consumimos y los residuos que generamos se agudiza. Es momento de hacer algo para ayudar al planeta, conoce lo que puedes hacer para reducir la basura de tu casa.

Reciclar, reducir y reutilizar son cables para la construcción de una economía circular que cada vez se hace más urgente. A continuación te damos algunas ideas que pueden ayudarte con esta tarea.

1. REDUCIR Y RECIRCULAR

Existen muchos artículos que se pueden reusar, ya sea que se donen, regalen o se vendan, y esta práctica reduce por mucho la basura que generamos. Al evitar adquirir productos nuevos de forma innecesaria, extendemos la vida útil de los que ya hacemos uso.

Si estudiamos con detalle todo lo que consumimos nos podemos fijar que realmente no necesitamos tanto. La mayoría de las veces compramos bolsas por el hecho de que arrojamos a la basura una que nos podía servir y que estaba en perfectas condiciones. Esto mismo sucede con muchas otras cosas que tenemos, entonces, ¿qué podemos hacer? Lo que no usemos más que gire y vaya a reciclar. Una idea que claramente apunta a revalorizar lo que poseemos.

De igual manera, hay muchas cosas que se pueden reparar y preferimos desecharlas. El reúso es una práctica que puede ayudarnos a recuperar artículos que consideramos que ya no tienen valor, pero que en realidad aún pueden servirnos.

Conoce lo que puedes hacer para reducir la basura en cuarentena
Esquema de economía circular del proyecto blondaverde

2. IDENTIFICAR LA BASURA

Recircular y reducir el consumo se retroalimenta con la toma de conciencia de lo que generamos. Un gran paso para obtener la responsabilidad de qué hacer con nuestra basura, es identificarla y decidir un consumo más responsable.

Es necesario que separemos y clasifiquemos nuestros residuos, una práctica muy sencilla que consiste en organizarlos en tres tipos. Los reciclables como el cartón, papel, plásticos, metales, etc. Orgánicos como las cascarás de las frutas, saquitos de té, casi todas las verduras, sin incluir los residuos de origen animal. Y los no reciclables como los pañales, caja sucia de pizza, etc.

3. UN CONSUMO RESPONSABLE Y SIN BASURA

Un consumo amigable con el planeta sería; utilizando cepillos dentales de bambú, copas menstruales, champús sólidos, entre muchas otras opciones. También podemos evitar ciertos productos que son innecesarios o descartables; como los sorbetes, el papel film, etc.

Además, hoy más que nunca debemos implementar el consumo local, es decir, comprar productos a granel y recargables.Optar por botellas retornables también resultan una excelente opción para tener un consumo responsable con el plantea.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here