Es una mujer de 55 años, quien durante más de una década ha levantado quejas contra el uso de transgénicos y pesticidas. Su faena ha resguardado los ecosistemas de las abejas.

La noticia de que una apicultora maya detuvo la siembra transgénica en México ha detonado aplausos. Con su acción, salvó a las abejas del sur del territorio mexicano. Una acción que la ha valido premios y felicitaciones.

LA MUJER SE LLAMA LEYDY ARACELI PECH MARTÍN

Tiene 55 años y ha ganado una lid legal contra empresas internacionales. El 30 de noviembre de 2020 se le otorga el Premio de la Fundación Goldman por su esfuerzo para preservar el medio ambiente.

Leydi es descendiente de personas con sangre maya. Además, desde su juventud se dedica a la apicultura. Específicamente, al cuidado de abejas del tipo melipona beecheii. Este insecto es silvestre, sin aguijón y domesticado.

Sucede que los mayas aprendieron a domesticar estas abejas. De esta manera, obtenían miel y lograban polinizar los cultivos. Por eso, gente como Leydy Araceli Pech ahora hace esfuerzos por conservar esta costumbre.

UNA COALICIÓN PARA FRENAR EL USO DE PESTICIDAS Y TRANSGÉNICOS

Desde hace años, ella ha movido esfuerzos para detener el uso de soya modificada genéticamente. Esto la ha llevado a enfrentarse a la empresa Monsanto, la cual es la impulsora del uso de tales transgénicos.

Lo cierto es que Leydy Araceli reúne a otros grupos de campesinos y apicultores de la zona. En conjunto, todos colocan una querella legal. Finalmente, la Corte Suprema de la Nación les ha dado un espaldarazo al apoyar el cuidado de la apicultura.

El dictamen legal asevera que las prácticas de pesticidas y transgénicos quebrantan los derechos de los mayas. Igualmente, que los modos de cultivo tradicionales son los que salvaguardan los ecosistemas de las zonas de Yucatán.

LAS ABEJAS Y SU IMPORTANCIA PARA LA VIDA EN LA TIERRA

Sucede que las abejas son esenciales para la humanidad. ¿La razón? Pues, se encargan de polinizar. Gracias a estos insectos se mantienen los cultivos de gran cantidad de plantas que sirven para alimentar a personas en todas partes del planeta.

Hay una crisis con las abejas en el mundo: su población está disminuyendo. Por eso, gobiernos como el de Alemania han pedido cuidar y hasta contar las abejas. Es así como el esfuerzo de Leydy Araceli Pech Martín llama la atención en muchos países.

Todos los seres vivos son importantes para los ecosistemas. El caso de la apicultura en el sur de México así lo demuestra. Por eso, es necesario resguardar todas las especies vivientes. Cada una hace un aporte a la naturaleza.

¿Qué tan buena es la obra de Leydy Araceli Pech Martín? Sin duda, es un ejemplo que se debe imitar. Por eso, es una mujer cuyo nombre se debe divulgar. Una heroína ataviada con ropas mayas que ha salvado al ambiente.

Fuente: Bioguía

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here