La ciencia descubre en qué zona del cerebro se aloja la Navidad y explica por qué algunas personas no disfrutan celebrar estas fiestas.

El espíritu navideño está comúnmente asociado a sentimientos de fraternidad y alegría. La Navidad es la época del año en que nos sentamos a cenar con la familia y amigos. Donde valorizamos lo que tenemos presente en nuestras vidas. Evidentemente no todos vivimos esta época del año de igual forma, existen quienes, por el contrario, experimentan sentimientos de enojo y descontento con todo lo que conlleva la Navidad. Ahora, gracias a la ciencia sabemos en donde se aloja la Navidad en el cerebro humano. Si eres el grinch de la familia, la explicación se debe al funcionamiento de tus neuronas.

navidad cerebro humano
Fotografierende en Unsplash

Se los conoce como Grinch, término popularizado por la película estadounidense del 2000, basada en el cuento de 1957 escrito por Dr. Seuss. El Grinch es un personaje que odia la Navidad y lucha encarecidamente para robarse esta fecha. ¿Te suena familiar?

Muchas personas disfrutan de esta fecha de prosperidad y alegría, pero existen otros que no la disfrutan en lo absoluto. Pero, ¿a qué se debe? Un grupo de investigadores de la Universidad de Copenhague en Dinamarca, se dieron a la tarea de detectar en qué parte del cuerpo reside el “espíritu navideño” y encontraron una interesante respuesta. 

navidad-cerebro-neuronas-grinch-animo
Vía hypeorlando

La investigación publicada en The British Medical Journal, arrojó que el espíritu navideño se aloja en el funcionamiento del cerebro. Para comprobarlo, utilizaron exploraciones cerebrales funcionales optimizadas para la detección de la respuesta dependiente del nivel de oxígeno en la sangre (BOLD), en un grupo de 20 personas. 10 de ellas con fuertes tradiciones navideñas arraigadas y la otra mitad con indiferencia a este tipo de celebraciones

Las mediciones BOLD se hicieron mientras los participantes observaban una serie de imágenes, entre las que se incluían neutrales y con contenido navideño. Así, mediante el aumento de flujo sanguíneo local desencadenado por el metabolismo neuronal, los investigadores pudieron localizar zonas activas en el cerebro asociados a la Navidad y la indiferencia ante ella.

La zona de espiritualidad en el cerebro

Los investigadores lograron identificar una red funcional navideña que comprende varias áreas corticales. La muestra de imágenes temáticas de esta época, activó ciertas zonas. Específicamente los lóbulos parietales, la corteza premotora y la somatosensorial. 

navidad cerebro
Mapas de activación que muestran áreas de aumentos significativos en la actividad cerebral mientras los participantes veían imágenes con un tema navideño en lugar de imágenes cotidianas. Universidad de Copenhage.

Estas áreas están asociadas al control de funciones como la espiritualidad y el reconocimiento de las emociones faciales. No es casualidad que la Navidad despierte sentimientos positivos en muchos de los habitantes del planeta.  

Por el otro lado, las personas que no disfrutan o que se presentan indiferentes ante esta celebración, mostraron una menor activación cerebral en las zonas antes mencionadas. En contraste, no hubo áreas del cerebro donde el grupo “no navideño” tuviera respuestas significativamente mayor a las imágenes temáticas de la época, que el grupo “navideño”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here