Desde Brasilia se anunció que una persona voluntaria falleció durante la puesta en práctica de este tratamiento. Al respecto, se indica que los ensayos van a continuar pese al hecho.

El Covid-19 sigue siendo noticia mundial. Desde suelo brasileño se anunció que murió un voluntario en la prueba de vacuna de Oxford. En Brasil, ha sido una noticia llamativa, ya que muchos comentarios y rumores se han levantado al respecto.

La noticia ha sido corroborada por la institución oficial de salud brasileña: Anvisa. El fallecimiento sucedió el miércoles 21 de octubre de 2020. Se trata de una situación que genera especulaciones, aunque se sabe que toda prueba médica pasa por tales contingencias.

UN TRATAMIENTO DESARROLLADO ENTRE ASTRAZENECA Y LA UNIVERSIDAD DE OXFORD

Hace unas semanas se supo del comienzo de ensayos en Brasil con vacuna de Oxford. Asimismo, que el gobierno carioca ha tenido planes de comprar este tratamiento al Reino Unido. La intención es producirla masivamente.

Para lograr este cometido, los brasileños cuentan con el centro de investigación biomédica Fio Cruz en Río de Janeiro. Lo que llama la atención es que también están probando, en paralelo, la vacuna de China, la cual recibe el nombre de Sinovac.

La inyección de China es desarrollada en Sao Paulo, en Instituto Butantan. Se infiere que la nación amazónica desea tener una respuesta médica para contrarresta al coronavirus en la región.

EN BRASIL HA MUERTO LA SEGUNDA MAYOR CANTIDAD DE MUERTES POR CORONAVIRUS

Este país sudamericano solo se ubica por detrás de EEUU en cantidad de fallecimientos. Suma un total de 154.000 muertos. Además, la cantidad de casos supera los 5,2 millones de personas. Es el peor brote luego del europeo y norteamericano.

Por las razones antes mencionadas, el gobierno carioca intenta detener la pandemia a toda costa. Es así como ha intentado probar con varias inyecciones, colocando sus sedes de investigación para ensayos y producción de las mismas.

EL TEMA DE ESTA INYECCIÓN Y SUS CONSIDERACIONES

Se afirmaba que la vacuna de Oxford era capaz de activar el sistema inmune. La idea que era lograr que el cuerpo lograse protegerse mejor contra esta enfermedad. El tratamiento apunto a que el cuerpo sea capaz de controlar el virus con el estímulo de la inyección.

Aún no hay claridad en hallar un tratamiento contra la pandemia. Por ahora, el aislamiento social y la prevención son las mejores estratagemas para mantener a rata el coronavirus. ¿Qué más se puede hacer? Por ahora, esperar por un modo de eliminar el virus.

¿Tendremos un tratamiento contra el coronavirus? Sin duda, lo lograremos. Tarde o temprano frenaremos este problema de salud. Ya la humanidad ha logrado acotar la viruela, peste bubónica y otras enfermedades.

Fuente:

Infobae

El Litoral

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here